A través de las siguientes líneas te quiero invitar a que conozcas todo lo referente a la gastronomía, recetas y comida colombiana. Sin duda, quedarás impresionado con la siguiente información.

Quien haya visitado Colombia o viva en ella sabe perfectamente la variedad de deliciosos platos tradicionales que puede encontrarse en este país. Además, disfruta de la rica historia, las festividades culturales y deportivas, los increíbles y admirables sitios turísticos, entre otras maravillas que ofrece el territorio colombiano.

Cada región tiene su propia sazón en sus platos tradicionales, aportando un toque mágico e inigualable que no se compara con ninguno otro.

Comida colombiana: un manjar de dioses

Gran parte del maravilloso y único sabor de la comida colombiana se obtiene gracias a la variedad de flora y fauna que existe en la nación colombiana.

Platos tradicionales colombianos como el sancocho, la arepa, la bandeja paisa, ajiaco santafereño, los tamales, el mute santandereano, entre otros, forman parte de los manjares culinarios de la comida típica del país que enamoran a más de un solo paladar.

En cada cocina colombiana abundan toda clase de tubérculos, tales como la papa y la yuca. También, se hace presente frutas y vegetales de todos los colores, tamaños y sabores que enmarcan los deliciosos platos que se colocan a diario en las mesas de los hogares nacionales.

Estos alimentos se encuentran exhibidos y disponibles en las distintas tiendas, supermercados, plazas de mercados, “carritos de calles” y ferias en las aldeas de los pueblos colombianos. Todos a precios súper asequible al bolsillo de sus consumidores. Sin ellos, no sería la misma sazón que se le otorga a los platos tradicionales.

¿Por qué los platos tradicionales de Colombia son tan ricos y variados? ¡Conoce su historia!

La gastronomía típica colombiana es reconocida internacionalmente como la fusión de culturas africanas y españolas, que se unen para darle vida a los platos más representativos de la nación caribeña.

Como anteriormente mencionamos, parte de nuestra cultura gastronómica proviene de los españoles que colonizaron la nación hace siglos atrás. A través de ellos, pudimos entender la variedad de especias y carnes, alimentos y especias que hay en el suelo colombiano, a esto se le llama fogón colombiano

Además, en la época de la colonia española, los colombianos aprendieron a cosechar, preparar y consumir arroz, trigos y granos, utilizando técnicas nuevas de metal para ese entonces.

De nuestras raíces africanas pudimos obtener lo mejor de sus dulces y frituras en confitura, también la creación de la pimiento de olor, ciertos granes y el sabor del ñame, los cuales fueron muy consumidos durante la era de la esclavitud. Además, los cereales, la preparación de comidas del mar, algunas salsas y guisos son autóctonos de nuestras cocinas.

Pero, esto no es todo, la cultura árabe también tuvo participe en nuestro hilo culinario, ya que un gran número de inmigrantes de distintos países árabes durante los siglos XIX y XX. El gran legado que dejaron está presente en las costas caribeñas y del Gran Santander.

La variación de los platillos tradicionales y sus determinadas influencias dependerán de la región donde se origine, así como también los recursos naturales que se dispongan, los cuales pueden ser desde muy abundantes o muy escasos.

Lo mismo sucede con los climas múltiples y los avances sociales desiguales que pueden implicar el desarrollo de la cocina propia, marcando siempre su enorme diferencia. Es por ello que, se dice que Colombia tiene una extensa diversidad de regiones y que cada una conforma sus autenticas características especiales y costumbres culinarias.

Colombia tiene regiones de Costa Atlánticas y Pacificas, zonas de llanos, zonas selvática, zonas andina y zonas de valles, todos con diferentes climas e influencias. A lo largo de los años, se ha implementado “maneras a su estilo” de preparados de platos en cada provincia, como por ejemplo: las bebidas de maíz, el ají, las empanadas, los guisos de carnes, tamales, el sancocho, las arepas y los arroces.

Factores importantes de la gastronomía colombiana

Existen 3 únicos factores principales que han destacado la gastronomía colombiana son:

  1. El alto nivel de desarrollo y crecimiento agrícola adaptado por la sociedad y diversas culturas que se establecieron desde hace siglos en suelo colombiano.  
  2. La extensa y diversa geografía de Colombia que genera una enorme variedad de productos nacionales.
  3. Los aportes de gran valor de la conquista y migración al país.

La cocina neocolombiana: Un nuevo concepto culinario

Actualmente, la cocina neocolombiana es conocida como una nueva gastronomía que rescata los ingredientes puramente del país sureño, mezclando y fortificando los sabores exóticos de todos los alimentos y productos nacionales.

En la actualidad, muchos chef famosos han ido involucrándose mucho con esta innovadora manera de cocinar al estilo colombiano, algunos de ellos son: Leonor Espinosa y los hermanos Raush.

La cocina neocolombiana inicio mucho antes de lo que pensamos. Todo comenzó gracias a las profundas influencias de las otras culturas que habían llegado al país en el transcurso de los siglos XIX y XX.

Todas las costumbres alimenticias que tenían los habitantes de esa época en Colombia se vieron afectadas y cambiadas por los españoles (valencianos, andaluces, aragoneses, etc.) quienes fueron los propulsores de nuevas tendencias culinarias. Es decir, llegaron a reemplazar los guisos de manatí, iguanas o insectos por el ganado vacuno.

Lo mismo ocurrió con las tradiciones, costumbres y preparaciones africanas que se vieron afligidas casi en su totalidad por las nuevas tendencias culinarias, en especial en las regiones costeras.

¿Qué ingredientes nunca deben de faltar en una comida colombiana?

La comida latinoamericana se ha caracterizado por sus suculentos guisos, y Colombia ha sido protagonista de muchos de ellos desde hace muchísimos años atrás.

Vegetales como el tomate, la cebolla, ajo picado y un toque de sal a cualquier tipo de carne, son ingredientes elementales para otorgarle ese toque de magia a cada preparación.

Otro ingrediente que jamás puede faltar en el mundo culinario de Colombia, es el arroz. Desde hace décadas ha sido pieza clave y fundamental para alimentar tu paladar de manera rica y saludable.

Igualmente, resaltan el plátano, el maíz, la papa, carnes variadas, panela, el café (es icono nacional), lulo, coco y gulupa.

Gracias a cada uno de estos alimentos nutritivos es que la comida colombiana ha destacado como una de las más deliciosas de todo el mundo. Algunos de sus platos más populares son:

  • La arepa
  • El ajiaco
  • Bandeja paisa
  • Sopa de mondongo
  • Caldo de pollo
  • Changua
  • La Fritanga
  • Tamales
  • PandeBono
  • Mamona
  • Lechona
  • Empanadas
  • Sudado de pollo

Pero, espera esto no ha acabado. Colombia también tiene una extensa lista de bebidas tradicionales que representan al país, entre las que se destacan las siguientes:

  • El café (Internacionalmente es la bebida colombiana más cotizada por los extranjeros)
  • Chocolate caliente
  • Agua de panela
  • Canelazo con aguardiente
  • Lulada
  • Sorbete de Borojó
  • El masato
  • Champús
  • La chicha de maíz.

Cada uno de todos estos platos es ¡divinamente delicioso! Lo mejor, es que cada uno posee su propia y autentica preparación, como resultado se obtiene el rico sabor que los caracteriza. Por fortuna, en este blog podremos conocer con más detalle sobre cada uno de ellos.

Gastronomía colombiana un patrimonio nacional

Definitivamente, todos y cada uno de los platillos representa la extensa diversidad cultural de la nación colombiana.

La cocina de este país ha transmitido de generación en generación, durante toda la historia, variadas y deliciosas preparaciones que contiene un vínculo enorme entre los pueblos indígenas y las comunidades mestizas: campesinas, afrocolombianas, etc., que habitan la diversidad biológica del territorio.

Actualmente, el Ministerio de Cultura ha querido sobresaltar el inmenso valor que existe en las cocinas tradicionales de las familias colombianas, las cuales han formado parte de la identidad autentica de la nación, distinguiendo la sazón, el saber y el ingenio de los cocineros (as) que recrean las preparaciones a su máximo esplendor.

Dichos platos no pierden nunca su origen, pero con el tiempo se han ido mezclando sabores, dando como resultado que la cocina tradicional evoluciona día tras día

La geografía de Colombia es la segunda más biodiversa del planeta, la localización ecuatorial ha permitido tener una extensa cantidad de climas adaptados al desarrollo y crecimiento del patrimonio agrícola de renombre internacional, tal y como es el caso del café. Esta diversidad ha hecho que el país tenga sus propias tradiciones culinarias que están relacionadas al estilo de vida que tiene cada región colombiana.

En resumen, podemos decir que cocinar se ha convertido en un arte elemental e importante que debemos de aprender con mucha práctica, posiblemente desde nuestra niñez, ya que implicaría los conocimientos previos acerca del manejo correcto de productos y utensilios, técnicas de elaboración y preparación de los alimentos que, posteriormente, se servirán en nuestras mesas deleitándonos con su suculento y tradicional sabor.

Los sabores que otorga la cocina tradicional nos acompañaran siempre a lo largo de nuestras vidas. Por eso, es que se dice que este tipo de gastronomía produce identidad, continuidad histórica y sentido de pertenencia propia.

Aunando a todo esto y para concluir, debemos también de agregar la enorme nostalgia que nos genera cada bocado que llevamos a nuestro paladar, donde explotan un sinfín de sabores que rememoran nuestra infancia y el aroma a la cocina de nuestros hogares que nos llena todos los sentidos.

Conclusión

En resumen, la fertilidad del suelo colombiano es bastante generosa teniendo una inmensa variedad de flora y fauna que permite la elaboración inmensa y diversidad de comidas típicas que representan la gastronomía colombiana.

La comida colombiana se caracteriza internacionalmente por tener una gama de exquisitos sabores totalmente inigualables, los cuales se destacan con un toque de sazón único y mágicamente reconocible.

Otras de las características que resaltan en las comidas típicas de la gastronomía colombiana, es que originalmente muchas de sus preparaciones culinarias se realizan a leña y en ollas de inmensos tamaños.

Por último, son los platos criollos más completos y con mayor cantidad de ingredientes que existe culinariamente. Además, la gastronomía colombiana constantemente tiene variaciones en sus comidas tradicionales.

En todo el territorio del país anualmente se realizan festivales y exposiciones culinarias. En estos eventos surgen nuevas propuestas y modificaciones dentro de los platillos más populares y típicos de Colombia.

Por lo tanto, si quieres degustar de una deliciosa comida totalmente tradicional, te invitamos a echarle una probadita a los mejores platos de Colombia. De seguro, te encantarán tanto como a nosotros.

Recuerda que si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo en tus plataformas digitales y dejarnos tu comentario o like debajo de este escrito. A través de tu gran aporte nos estarás ayudando a crecer como uno de los blogs informativo que resalta la grandeza de la gastronomía colombiana en el mundo.